Mié. Ago 17th, 2022

«Kisho» Medina trabaja para que el basquetbol yucateco regrese mejor nivel

Compartir

Una de las piezas clave del deporte ráfaga que ha surgido de Yucatán, es sin lugar a dudas Víctor Manuel Medina Hernández, mejor conocido como «Kisho»,  quien ha sido uno de los mejores exponentes tanto de jugador como de entrenador y trabaja arduamente para regresar esta disciplina al Estado a sus mejores épocas. «Kisho» nació el 29 de octubre de 1970 y proviene de familia de deportistas, 


comenzó a jugar basquetbol desde la edad de 8 años en la escuela primaria «Benito Juárez García»,  y fue a calor de mis hermanos Luís Manuel Medina y Carlos Medina que eran jugadores del Instituto Tecnológico de Mérida, que inició incursionando en este bello deporte, porque en la primaria abrieron la selección, a la que se inscribió ganándose un lugar y desde ahí ya le tomó mucho cariño y comenzó a entrenar en forma.


Ya en la secundaria federal número cuatro «José Vasconcelos» comenzó su larga trayectoria como jugador al mando del profesor Eric Rodríguez, él jugaba con los lobos de Farmacia Canto,  siendo su primer entrenador y a la vez estaba con un club que se llamaba ESBA qué significa Escuela de Básquetbol; ahí comenzó a formar parte para las selecciones estatales, pero su sueño era jugar con los Gavilanes del IMSS,  Jaguares de la UADY y salir para jugar profesionalmente.


Su mayor satisfacción y orgullo como jugador, es que haya sido solicitado por equipos importantes del Estado, como gavilanes de IMSS Jaguares de la Guardia, Venados de Gas y selecciones estatales de primera fuerza.


«Gracias al deporte, mi familia se beneficia de manera saludable y más aún en esta pandemia qué buscamos las formas para poder ejercitarnos y practicar el ejercicio; una anécdota muy importante para mí fue el ser entrenado por un jugador que yo admiraba mucho un seleccionado nacional, se llama Norberto Mena que en paz descanse, fue algo muy bonito poder estar aprendiendo mucho con sobre tu ídolo, da la casualidad que yo fui a probarme a Liga Mexicana a la ciudad de Aguascalientes, de donde él es originario y es un ícono», comentó.


«Ahora sigo entrenando con los chicos, pero debido a la pandemia vamos a regresar en línea tengo alrededor de mi cargo como 40 jóvenes entrenando entre niños y niñas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *