29 noviembre, 2022

Persecución política en contra de Francisco Javier García Cabeza de Vaca

Compartir

 Javier Lozano, vocero para la defensa política del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca sostiene que hay una persecución política en contra del  gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

En entrevista en Grupo Fórmula con José Cárdenas, el abogado Javier Lozano, destacó que lo que se está comenzando a ver es el desmoronamiento de un caso político, señalando directamente a Santiago Nieto, extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) acusaciones con documentos falsos, apócrifos, construyendo una historia sobre triangulación de recursos, delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal  entre Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Juan Francisco Tamez, quien está amparado y Baltazar Higinio Reséndez Cantú, quien se encuentra recluido en el penal del Altiplano por este caso.

Javier Lozano señalo que Santiago Nieto quiso congraciarse con el Presidente de la República porque se convirtió en un auténtico sicario de la 4T para perseguir adversarios políticos y no a los auténticos ladrones y delincuentes organizados que tenemos en este país. Por lo que armó toda esta historia mezclando a dos personajes, dos empresarios que verdaderamente se dedicaban a sus actividades, que no tenían que ver con dinero de origen ilícito, lavado de dinero, ni mucho menos.

El abogado destacó la labor del juez octavo de distrito con sede en Ciudad Victoria, Faustino Gutiérrez Pérez, quien dijo que no hay la más mínima evidencia o prueba de que el dinero sea ilícito o que haya habido una intención de organizarse para delinquir de manera organizada, sistemática entre estos personajes. No solamente, sino que el dinero con el cual le compran el departamento a García Cabezas de Vaca es perfectamente lícito porque fue por la compra de un inmueble.

Lozano aclaró que solamente por defraudación fiscal se le acusó al gobernador de Tamaulipas,  causa  por la cual se le persiguió en términos de desafuero, no fue por delincuencia organizada ni por lavado de dinero, solamente por defraudación fiscal, porque no había pagado los impuestos completos de la venta del departamento que le hizo a Juan Francisco Tamez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.