28 noviembre, 2022

Pequeñas y microempresas cruciales para la economía

Compartir

Exponen retos y desafíos rumbo al año 2040  

La pandemia por Covid-19 generó que diversas empresas cerraran sus puertas impactando en el empleo e ingresos, pese a ello, la vocación de ofertar bienes y servicios mediante pequeñas y microempresas permaneció entre la sociedad yucateca, indicó el director de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Luis Alberto Araujo Andrade.  

Durante su participación en el “Foro Temático de la Agenda 2040: Yucatán próspero y competitivo”, el académico también mencionó que eso ha permitido que la economía continúe su reactivación.    

“Hay esa vocación y ese interés, por eso vemos que las microempresas están o existen, pero siguen estando en un porcentaje alto y eso se lo atribuyo a que la sociedad civil tiene ese interés de prestar servicios; y eso permite una buena generación de empleos y de ingresos, además de que genera bienestar entre las personas”, puntualizó.    

De acuerdo con una tabla presentada por el Araujo Andrade, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2019 Yucatán contaba con 112 mil 503 empresas entre formales e informales, las cuales reunían a 516 mil 924 trabajadores.    

Por la pandemia y el cierre de la economía durante 2020, explicó que de ese total cerraron el 18.69 por ciento de los comercios formales y el 18.79 por ciento de los informales.  

Además, de los que lograron sobrevivir, dijo, el 37.59 por ciento solicitó algún apoyo al gobierno, seguido del 24.64 por ciento que pidió ayuda a familiares o amigos y, finalmente, el 12.55 pidió algún préstamo bancario, el resto obtuvo ayuda de cajas de ahorro, proveedores, prestamos privados o los propios socios.    

“Las empresas grandes fueron las que menos sintieron el cierre económico en la entidad, vemos que siguieron su marcha, esas empresas siguieron ofreciendo sus servicios y trabajando, tenían que hacerlo porque continuaba la demanda de la sociedad”, precisó.    

Ahora, señaló, el desafío es para aquellos que cerraron, pues tendrán que valorar si pueden retomar su negocio, mientras que las empresas que lograron continuar deberán empezar a trabajar para crecer.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.