Lun. Dic 6th, 2021

Pablo Enrique Cerón, corredor rompe records orgullo de Oxcutzcab

Compartir

Si hablamos de los grandes corredores yucatecos, sin lugar a duda tenemos que mencionar a uno de los pilares del atletismo en lo que se refiere a corredores de distancia; Pablo Enrique Cerón Viana, originario de Oxcutzcab, Yucatán el 14 de mayo de 1984, con una impresionante trayectoria y logros que mencionaremos a continuación.

Enrique comienza a practicar deporte a los 10 años jugando fútbol en la escuela primaria; a los 13 en la escuela secundaria siguió jugando fútbol y empezó a practicar atletismo, en el año 1997 gano mi primera competencia a nivel estatal en el Tetratlón, ganó la carrera de larga distancia pero no asi la medalla en la suma de puntos finales, fue bastante frustrante como niño regresar sin medalla.

En el año 1998 incursionó en los 800 y 2000 metros planos, ganando el estatal en ambas pruebas y en la etapa regional quedó primero en los 2,000 metros ganando su pase a la Olimpiada Nacional de Aguascalientes; posteriormente en 1999 ganó los 3,000 metros en la categoría juvenil menor y participo en la Olimpiada Nacional en Monterrey Nuevo León.

En el año 2,000 nuevamente ganó los 3,000 metros y le tocó competir en Guadalajara Jalisco.

Entre sus mayores satisfacciones fueron varias, cuando ganó en Estados Unidos el primer lugar en el X’Trail 10 millas (16 kilómetros) en Oakland, dar la entrevista a la prensa en inglés sin duda fue una muy bonita y gran experiencia; además nos comenta «haber ganado las primeras 7 ediciones consecutivas de la carrera del Muelle de Progreso, Romper el récord yucateco que aún sigue vigente en los 5,000 metros planos con tiempo de 15 minutos 32 segundos; haber ganado cinco ediciones consecutivas en la carrera Uxmal-Muna, cinco ediciones seguidas la carrera del Abogado, tres veces la carrera de Oxkutzcab, mi municipio; lograr ganar competencias en Nuevo León, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, el Distrito Federal, ganándole a kenianos en la altitud, haber sido galardonado en mi disciplina premio estatal del deporte», son algunas de las múltiples satisfacciones en mi carrera deportiva.

«Lo que siempre les recomiendo a todos los que empiezan a realizar deporte es que sean disciplinados, los primeros días siempre serán los más difíciles, el cuerpo adolorido, los temores naturales que cada ser humano tiene a algo nuevo, las dudas de si se está haciendo lo correcto… más allá de todo, si ya empezaron… ¡sigan! ¡Lo mejor siempre vendrá después!, empiezan sembrando luego cosecharán los frutos de su esfuerzo; el beneficio más grande que el deporte nos da es sin duda una buena salud. La disciplina diaria siempre conlleva a poder enfrentar tanto psicológicamente como de forma directa los retos que diariamente nos da la vida, los deportistas son personas más fuertes para poder enfrentar las adversidades y eso es algo que generacionalmente se logra heredar».

«Como entrenador la situación es diferente, tratas de trasmitir todo lo que como atleta y como estudiante en ciencias del deporte adquirí, estudié la Maestría en Ciencias del Deporte en la Universidad del Fútbol de Pachuca,  ahí me formé de una manera más profesional, ha sido muy satisfactorio ver el desarrollo de los atletas y los resultados que el esfuerzo te da, pasan los años y las marcas de los atletas siguen vigentes; siempre agradecido de las personas que están con uno en las etapas buenas y malas, en el deporte como en la vida, habrán sus días buenos, sus días malos pero al final agradeciéndole a Dios la oportunidad de respirar y poder ser mejor persona y mejor en lo que hacemos cada día», finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *