4 diciembre, 2022
Compartir

Las cuatro Paolinas Polinsky es la más reciente novela de Becky Rubinstein

Escrita durante la pandemia, está inspirada en Ramón López Velarde (1888- 1921).

·         En ella la autora hace gala de su humor, capacidad descriptiva y manejo del lenguaje.

·         Es una publicación de Ediciones Del Lirio.

En su nueva novela la escritora y periodista cultural Becky Rubinstein presenta una historia que ocurre en el bajío mexicano, en tiempos del poeta Ramón López Velarde, a quien ella considera uno de los más grandes poetas en lengua española. Narra las aventuras y la vida de cuatro generaciones de mujeres cuya existencia transcurre en el porfiriato y el México posrevolucionario, se trata de Las cuatro Paolinas Polinsky publicada recientemente por Ediciones Del Lirio.

En la historia Clementina Zamudio del Río y Canales, nacida en Jerez, Zacatecas, y casada con el respetable terrateniente de la Villa de Jerez, Ramiro Sepúlveda de Hoyos, con frecuencia soñaba cuatro yeguas distintas en color y personalidad. Ella había escuchado decir que un sueño sin descifrar es como una carta sin abrir y ahí se iniciaría el enigma que -a su vez- es el hilo conductor de la narración.

Pasajes físicos y espirituales son escenario para los sucesos de la historia, se vuelven extraordinarios en charlas de sobremesa, en la interpretación de los sueños, en lecturas de poemarios y en recorridos a trote de yegua que van marcando no sólo el tránsito de las Polinsky, sino del país entero. La voz y los guisos de doña Clementina y la escritura del Almanaque de Don Ramiro, van marcando el transcurrir del tiempo y representan los recuerdos de los ancestros de las Paolinas.

Con la descripción de lugares, escenas y personas, la también poeta recrea un hermoso México provincial que sobrevive en los relatos familiares y en los versos de Ramón López Velarde.

Rubinstein ha expresado que desde chica fue una niña muy lectora “creo que de leer a escribir hay un solo paso, sigo siendo devoradora de libros y escritora, no fue fácil pero aquí estamos”.

Para el desarrollo de esta novela acude a un popurrí de temas para retratar la vida privada del ahora reconocido como pueblo mágico Jerez de García Salinas, en Zacatecas, sitio que visitó hace algunos años para presentar un par de libros. Ahí conoció a una mujer que la llevó a recorrerlo y visitaron el Museo Ramón López Velarde.

En su texto, escrito durante la pandemia por COVID 19, comparte sobre el legado de la familia protagonista, al tiempo que hace referencias tanto del municipio español Jerez de La Frontera, como de El Quijote de la Mancha escrito por Miguel de Cervantes, obra que aparece de manera recurrente en sus creaciones literarias.

Su curiosidad y gusto por la investigación la llevaron a enriquecer el desarrollo de Las cuatro Paolinas Polinsky con referencias literarias, musicales e históricas. En sus páginas desfilan el Cantar de los cantares, del rey Salomón; la esfinge de Giza; Juventino Rosas y su vals “Sobre las olas del mar”; “La marcha de Zacatecas”, de Genaro Codina; el escritor y folclorista Rubén M. Campo; el músico y compositor oaxaqueño Macedonio Alcalá, y un largo etcétera.

Rubinstein ha asegurado que “sin imaginación no se logra crear. Creación e imaginación son pareja. Una depende de la otra”, de manera que esa combinación cotidiana en sus procesos creativos permite que ahora lectoras y lectores disfruten la mágica historia que ofrece en esta novela que se encuentra disponible a la venta en librerías de México y en la página web de su casa editorial:  https://edicionesdellirio.com.mx/index.php/product/las-4-paolinas-polinsky/ por 240 pesos.  

SEMBLANZA DE BECKY RUBINSTEIN F:

Soy una niña “grandota”. Me gustan los niños, me encantan los libros, sobre todo, los llenos de dibujitos.

Tengo nueve nietos, y sigo estudiando. No hay edad para estudiar, para mejorar. Y aunque escribo de todo para niños –poesía, cuento, novela, adivinanzas, juegos y un gran etcétera- soy poeta. Como dije alguna vez: “la rima me persigue”. Y me dejo perseguir, sobre todo, cuando escribo para los pequeños. Aunque muchos le hagan fuchi a la poesía, la poesía es música del alma. Y lo mismo escribo sobre una hormiga que encontré en una azucarera, que sobre un gigante. También sobre el mar, la luna… Todo en la naturaleza, me inspira.

Mis historias para niños están llenas de humor: “La risa- según Sholem Alejen -gran humorista y escritor infantil- es la mejor medicina”. Y también están pobladas de brujas, hadas, todas chistosas, ocurrentes, sabias… Divertidas.

Escribir para mí el libro Cuento de brujas y enanos que contiene dos historias: “Cuento de brujas y enanos” y “Piñata y su bolso increíble fue una grata experiencia. En el primero, lo mismo hablo de temas clásicos, como el hermano que, al nacer, le quita el “puesto” al hermano mayor, convertido en “nano” oficial, que el tema, novedoso, por cierto, de la clonación. También hablo de la familia, y de un tema poco tratado en la Literatura del país: el terremoto de 1985. En “Piñata y su bolso increíble la protagonista no es menos aventurera e ingeniosa que una niña adolescente, siempre abierta a la aventura, a la acción, a compartir con el otro. Por lo general, en mis libros los héroes y las heroínas salen a la aventura para encontrarse a sí mismos, a encontrar un lugar en el mundo.

Para finalizar, confesaré que tengo un vicio: escribir. Que tengo otro: leer. Y uno más: me encantan los dulces, los chocolatines y los niños:  a quienes dedico lo mejor de mí misma. Mi imaginación y mi gusto por las Letras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *