Mar. May 17th, 2022

Jugar Billar es una alternativa para todas las edades durante la pandemia

Compartir

«El billar es un deporte que por si solo, se respeta los protocolos de sanidad, puesto que mientras uno va a la mesa el otro está sentado, digo aparte de que caminas, piensas, creas pero sobretodo te diviertes es un excelente deporte para practicar ahora que estamos en semáforo amarillo en esta complicado encierro debido a la pandemia»; como lo afirma Francisco Alejandro Quintal Catzín, director del club de Billar Chocholá.

Alejandro proviene de una familia de deportistas, es hermano de la brillante Karateca Guadalupe Quintal, él nació el 10 de octubre de 1982, incursionó en el deporte desde los 10 años, con el atletismo en la escuela, pasando por elvolibol, fútbol y karate, donde tuvo mis primeras competencias oficiales, «viajé, gané, perdí, pero lo mejor fue que me forjó el carácter y personalidad, el billar lo aprendí a jugar a los 13 años aproximadamente jugando 3 años consecutivos sin competir, lo deje unos años, hasta retomarlo de manera oficial y ya hemos participado en dos torneos internacionales, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Como bien sabe al billar se le tenía en un mal concepto, un lugar no apto para niños, la primera vez que entró Francisco Alejandro  a un billar fue a los 12 años,  y fue su hermano quien lo llevó y le enseñó el ABC, esto porque él era mayor y se llevaba con el dueño del billar, esto es algo que en el club de billar Chocholá ya está erradicando, ya que se aceptan a las personas de ambos sexos y de todas las edades, hasta se imparten clases completamente gratis. Su primer evento fue hace aproximadamente 4 años asistiendo a un torneo nacional abierto en Cancún, al cual más que nada iba a promocionar el billar, y le tocó jugar contra el mejor jugador de México.

el maestro Elías Javier Vera, jugador mundialista y multicampeon y sin conocerlo, durante la partida le hago 9 carambolas en serie, al final perdió el juego 30 a 26, pero ganó el premio a la mejor tacada y de ahí vinieron posteriormente  regionales, nacionales y dos internacionales, y comentó:

«Yo creo sin lugar a dudas ha sido ver la cantidad de jugadores que representamos a Yucatán en el primer año fuimos 3 y el segundo fuimos 15 jugadores y eso es una gran satisfacción unión, la convivencia y experiencias, eso da como resultado una familia más unida; hay mucha gente que quisiera jugar, pero no se atreve por pena, miedo o que se yo, la recomendación es que se acerquen, se atrevan y lo mejor es que aprender al menos en mi billar es gratis, estamos en redes sociales como billar Chocholá sucursal Mérida, ahí aparecen datos de contacto y fotografías de todas las personas que han aprendido a jugar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *