6 febrero, 2023

Presentará OSY música basada en divertidas comedias de Rossini y Fauré

Compartir

La orquesta abrirá con la famosa Obertura “El barbero de Sevilla” del italiano Gioachino
Rossini.
Máscaras de Bergamasque deriva de la comedia del arte francés del siglo XVIII de Gabriel
Fauré.
Cerrará con la Sinfonía No. 8, una de las obras perfectas de Beethoven.

Mérida, Yucatán, a 2 de febrero de 2022.- La diversión también es parte de la música, de ahí
que la Orquesta Sinfónica de Yucatán anuncie la presentación para este fin de semana de dos
obras maestras de la farsa: la Obertura “El barbero de Sevilla” del italiano Gioachino Rossini y
Máscaras de Bergamasque, pieza de la comedia del arte francés del siglo XVIII de Gabriel Fauré.

El maestro Juan Carlos Lomónaco dirigirá desde el podio este excepcional programa que incluirá
también la Sinfonía No. 8 en Fa mayor, Op. 93, joya del compositor Ludwig van Beethoven, los días
cuatro y seis de febrero a las 20:00 y 12:00 horas, respectivamente, en el Teatro Peón Contreras.

Tras la exitosa Gala de inicio de Temporada de “Oberturas y Valses”, la OSY busca mantener
al público cautivo, esta vez, con las ya mencionadas obras basadas en jocosas y divertidas
puestas en escena.

El Fideicomiso Garante de la OSY y la administración del teatro han dispuesto la
aplicación de las medidas sanitarias de prevención para el Covid-19, designadas por las
autoridades de salud, a fin de que los visitantes y músicos puedan contar con una estancia segura.

De la famosa ópera bufa, El barbero de Sevilla, basada en la comedia del mismo nombre (1775) de
Pierre-Augustin de Beaumarchais y estrenada el 20 de febrero de 1816 en Roma, el compositor
italiano, Gioachino Rossini, legó esta excepcional obertura que evoca el contenido de esta
divertida comedia de enredos.

La ópera bufa trata de las peripecias de una pareja de enamorados integrada por el conde de
Almaviva y la joven huérfana Rosina, a quien Bartolo, preceptor de la muchacha, también

Comunicado

pretende pese a la diferencia de edad. Para evitarlo, la pareja recurre a la ayuda del barbero
Fígaro, quien mediante enredos engaña a Bartolo y consigue unir en matrimonio a los
enamorados.

El barbero de Sevilla de Rossini (1792-1868) fue una de las primeras óperas italianas que se repre-
sentaron en los Estados Unidos, ya que fue estrenada en el Park Theatre de Nueva York el 29 de
noviembre de 1825. A más de dos siglos de su primera representación, es la novena ópera más
vista en la historia del género, muy aceptada por sus tres famosas arias: Largo al factotum, Una voce
poco fa y La calunnia.

Por su carácter alegre, chispeante y humorístico, la obertura se toca con frecuencia como pieza
de concierto y recrea musicalmente los enredos de la trama. En 1938 fue llevada a la pantalla
grande y forma parte de la banda sonora de un sinnúmero de series de TV, anuncios, dibujos
animados y películas.

Del francés Gabriel Fauré (1845–1924), Máscaras de Bergamasque, Op. 112 representa un
homenaje del siglo XX al mundo de las fiestas galantes del siglo XVIII y se escucha como suite
(conjunto de danzas) orquestal desde su estreno en Montecarlo el 10 de abril de 1919.

Se ideó como un divertimento en un acto, cantado y bailado con escenografía de René Fauchois
inspirada por Paul Verlaine, en el que se relata cómo los miembros de la troupe de la commedia
dell’arte espiaban los encuentros amorosos de los aristócratas y su audiencia.

El título refiere a una bergamasca, una danza popular de Bérgamo, Italia. Tiene su origen en la
línea inicial del poema de Verlaine cantado en el sexto movimiento: “Votre âme est un paysage
choisi / Que vont charmant masques et bergamasques”.

Con broche de oro, la OSY cerrará su segundo programa con la Sinfonía No. 8 en Fa mayor, un
portento musical beethoveniano, de ritmo exaltado y dionisiaco, perfecto en el concepto de la
instrumentación, del ritmo y del estilo melódico, conforme la opinión del compositor francés
Héctor Berlioz, quien quedó fascinado por la obra.

En esos raros periodos de felicidad de su atormentada existencia, Beethoven (1770-1824)
realizó los primeros bocetos de la Sinfonía No. 8 a fines de 1811 y la terminó en octubre de 1812

Comunicado

conjuntamente con la Sinfonía No. 7, a la cual le une el íntimo parentesco de su alegría, bienestar
y divina inspiración.

El estreno de la Sinfonía No. 8 en Fa mayor, Op. 93 ocurrió el 27 de febrero de 1814 y en sus
cuatro movimientos se advierte una gran fuerza expresiva, pasajes alegres y vivos, y una
delicadeza de líneas elegantes y melódicas que son un aviso del gran advenimiento en la
historia de la música: la Novena Sinfonía en Re menor, Op. 125.

Los boletos para disfrutar de este concierto ya están disponibles en las taquillas del Teatro
Peón Contreras (100, 200, 250 y 300 pesos) o bien puede adquirirlos a través de la página
web www.sinfonicadeyucatan.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *